fuzol

abuelita-style
7 Dic 2016

Los mejores secretos de limpieza que nos dejaron las abuelas

Tips Fuzol

Tod@s en algún momento de nuestras vidas recibimos (o pedimos) los consejos de nuestras madres o abuelas para que el aseo o la limpieza de una determinada mancha quedara perfecta. No sabemos cómo ellas lo aprendieron, pero claro está que SIEMPRE sus consejos funcionaban. Es por eso que en esta lista rescatamos los mejores secretos que nos dejaron:

1. Limpia las paredes desde la parte inferior hacia arriba.

Cuando debas limpiar las paredes comienza por la parte inferior y anda subiendo a medida que vayas limpiando y no al revés ¿Por qué? Si lo haces de arriba hacia abajo, el agua comenzará a correr por las partes que aún no han sido limpiadas dejando una huella “limpia” que te dará el doble de trabajo.

2. Bicarbonato de sodio, para todo!

El bicarbonato de sodio es uno de los mejores aliados de la limpieza de manchas difíciles. Muchas abuelas utilizaban una mezcla de bicarbonato de sodio con agua para fregar el suelo y quitar las manchas eternas como las que siempre quedan entre baldosas, por ejemplo. Esta mezcla también puede ser utilizada para limpiar encimeras, lavaplatos de acero inoxidable, hornos, microondas, y prácticamente lo que necesites.

3. Sácale brillo con pasta de dientes.

Si quieres utilizar un accesorio de plata y necesitas sacarle brillo de forma rápida, la mejor opción es utilizar pasta de dientes y un cepillo que te ayude a pulirlo. Verás que luego de enjuagarlo y secarlo, quedará totalmente limpio.

4. Cómo quitar un chicle pegado en donde sea.

Es una tortura encontrar chicles pegados debajo de la mesa, en paredes o en cualquier lugar. Si te toca limpiar uno que aún está fresco, el mejor truco para evitar que se pegue aún más es tomar un hielo y ponerlo sobre el chicle. El frío hará que se endurezca y así lograrás despegarlo fácilmente.

5. Copas relucientes, sin manchas ni pelusas.

Un truco que nunca falla es utilizar una media fina en vez de un trapo, empapado con una mezcla de vinagre y agua. Limpias las copas, las dejas secar y quedarán relucientes!