fuzol

lava-tu-cojin
28 Jul 2016

¿Cómo lavar tus cojines?

Tips Fuzol

No son como las fundas de las almohadas. No son el mantel del comedor. No son como la polera que se manchó con un poco de salsa de tomate. Los cojines han sido, son, y siempre serán un verdadero cacho a la hora de mantenerlos limpios. FALSO. Eso lo puedes cambiar HOY.

Lo primero es lo primero: revisa sus etiquetas. Generalmente traen instrucciones de lavado e íconos bien intuitivos para guiarse. En caso de que estés leyendo coreano y no entiendas nada, sigue los siguientes pasos (que, realizados con la debida dedicación, sirven para cualquier clase de cojín):

  • Aspíralos. Una o dos veces al mes. Si tienes mascotas, pásales un cepillo antes.
  • Si es una mancha reciente, límpialos en el acto. Lo más recomendable es que remojes un paño común de cocina con limpiador antigrasa Fuzol y luego ejercer presión sobre ellos, con cuidado de no romperlos. La idea es que la mancha tienda a redirigirse hacia el paño por efecto del limpiador Fuzol, y no hacia el cojín.
  • Ok, la mancha es demasiado grande y no sale. ¡Tranqui! Aún puedes hacer algo más: sumerge el cojín en la tina a medio llenar. Vierte una porción prudente (lo que usarías para la misma cantidad de ropa) de detergente líquido Fuzol y agrégale media taza de vinagre y lávalo a mano. Sácalo con mucho cuidado y déjalo secando al sol. Dependiendo de su tamaño, tardará entre uno y dos días. Ojo: no lo dejes al alcance de tu mascota. No queremos comprar un cojín nuevo, te lo digo por experiencia.

¡Está seco! Déjalo en el sillón, o encima de tu cama para echarte a ver la peli que te recomendaron. Perfúmalo si quieres. Ahora está como nuevo.