fuzol

ironing-1
3 Ene 2016

Sobre un mejor planchado y la vida útil de las planchas

Consejos para el hogar

¿Cuántas planchas has comprado el último año? Probablemente tu respuesta sea un número mayor al que te hubiera gustado. Este tipo de electrodomésticos suele echarse a perder y terminamos comprándolo como si fuera un artículo desechable. Es por eso que aquí compartimos contigo algunos consejos para optimizar el planchado y de paso, alargar la vida útil de la plancha a vapor.

  1. Antes de comenzar con la tarea de planchar, debes calcular cuánta agua necesitarás para tu plancha a vapor. Si tienes mucha ropa, lo mejor será llenar el depósito. Si lo que tienes para planchar son dos o tres prendas, con 3 cucharadas de agua será suficiente. En general, los fabricantes y expertos recomiendan utilizar agua destilada, es mejor porque no deja residuos de minerales. Si la llenas de agua que no necesitas, esto hará que todos los sedimentos y minerales se depositen en la plancha, lo que puede tapar los conductos del vapor. Al verter el agua sobrante de la plancha después de usarla, no siempre puedes quitarla toda. Por lo tanto es fundamental que sólo utilices la cantidad de agua que necesites.
  2. Luego de encender la plancha, fija el medidor de temperatura en el nivel apropiado para la tela. Por ejemplo algodón o seda. Activa la función de vapor. Espera a que la plancha alcance la temperatura correcta. Luego escucharás el ruido del agua hirviendo.
  3. Una vez que comiences a planchar la prenda, probablemente necesitarás la opción de “chorro”, con la cual la plancha rocía vapor rápidamente. Esto te ayudará en las áreas pequeñas o muy arrugadas. Si la plancha está configurada para usar vapor, comenzará a emitirlo tan pronto como la coloques en la posición horizontal (de planchado).
  4. Una vez que termines de utilizar la plancha, debes drenar el agua que te sobre dándola vuelta de modo tal que el extremo con punta quede hacia abajo. La recomendación es que lo hagas sobre el lavaplatos y con mucho cuidado ya que el agua estará muy caliente.

Sobre la limpieza de la plancha, es importante considerar los siguientes consejos para alargar la vida útil de ésta y con ello, cuidar nuestras prendas del propio planchado.

  1. Para limpiar el interior de una plancha, llénala hasta la mitad con agua caliente. Agrega vinagre hasta que llegue a la marca que indica que está lleno el depósito.
  2. Mantén la plancha encendida con el agua caliente y luego déjala enfriar durante una hora. Drena la mezcla de agua con vinagre.
  3. Agrégale agua a la plancha y repite los pasos anteriores pero sin usar vinagre. Drena el agua de la plancha y estará lista para usar.
  4. Para limpiar la base de las planchas antiadherentes, lo ideal es utilizar un limpiador especial para ese tipo. Por lo general lo encuentras en el área de lavandería. En cambio, para las que son antiadherentes, la mayoría viene con una función de limpieza y lo hacen por sí mismas, necesitando de poco mantenimiento.