fuzol

5-malas-costumbres
3 Nov 2016

5 maneras en que tú mismo haces más difícil la limpieza de tu casa

Consejos para el hogar

Al parecer no siempre somos tan eficientes como creemos cuando se trata del aseo en casa. Es por eso que hemos generado un listado de 5 situaciones en la que tú mismo haces que las cosas sean más complicadas ¡evítalas!

1. Rociar las superficies de tus muebles

Cuando pulverizas tu limpiador directamente en la superficie de tu mueble sucio se crea una acumulación de partículas mezcladas con el producto que hace que sea aún más difícil de limpiar. Para evitar que la superficie se pegotee o acumule la basura, te recomendamos rociar el paño de limpieza y luego pasarlo por el mueble.

2. Nunca usar un plumero

Si creías que porque tu abuelita lo usaba era la mejor opción, estás muy equivocad@. Lo que hace el plumero sólo es trasladar el polvo de un lugar a otro quedando igual de sucio. En su lugar te recomendamos utilizar un paño de microfibra para agarrar todas las partículas de una!

3. ¿Limpias las ventanas los días soleados? Mala opción.

Es verdad, con sol es mucho más fácil ver las manchas y la suciedad en los vidrios pero en realidad lo que hace el sol es secar el limpiador antes de que logres pasar el trapo correctamente, por lo que tendrás que hacerlo más de una vez para que queden perfectos. Hazlo en días nublados o de noche para que esto no te pase.

4. Deja de utilizar zapatos dentro de tu casa!

¿Hay algo más cómodo que andar descalzo? Deja tus zapatos en la entrada de tu casa y así reducirás notablemente el polvo y la suciedad del piso.

5. Nunca te olvides de limpiar tu aspiradora

Si te saltas este paso es probable que la próxima vez que la utilices comiences a expandir el polvo en vez de aspirarlo, tendrás el triple de trabajo y odiarás aún más aspirar tu casa. Te recomendamos vaciar la bolsa o el recipiente de polvo cada vez que lo uses.